Cerrar

Esta página web utiliza cookies. Puedes obtener más información acerca del uso que hacemos de ellas en nuestra Política de privacidad

Presentación

Esta comarca se encuentra situada en el área sur-oriental de la Provincia de León. Los 41 términos municipales que abarca el área de actuación de ADESCAS, se sitúan entre los ríos Esla y Cea y en la parte leonesa del valle existente entre el Cea y el Carrión, una parte de esta última corresponde a la cabecera de los ríos Valderaduey y Cueza. En el Centro –de norte a sur- el Cea constituye un eje que articula toda la comarca, desde las proximidades del macizo montañoso de la Vega de Almanza hasta Valderas, situado al suroeste de la comarca, en el límite provincial. El encajamiento de los tres ríos principales y de su red de afluentes, abre amplios valles de fondo plano y un tipo de relieve peculiar.

El desnivel entre ambas unidades es modesto, de unos 200 metros, lo que hace que este terreno sea excepcional para la agricultura. La producción agraria extensiva de herbáceos es la actividad económica predominante en la comarca. Esta actividad confiere al territorio una unidad económica, productiva y comercial concéntrica: la actividad industrial, en su mayoría, satisface las demandas del sector agrario porque aprovisiona bienes y servicios, o transforma y comercializa las producciones agrarias. En el sector primario se ocupa el 45% de la población de la comarca y a este uso se destina el 65% de su extensión productiva.

El paisaje vegetal de esta comarca es resultado de las condiciones que determina el medio físico y el uso y aprovechamiento agrario del hombre. Los cultivos de secano son, desde el punto de vista fisonómico, y sobre todo en el sector más meridional de la comarca, la formación vegetal más característica. El uso agrario de las tierras cerealistas y la presencia de viñedo, imprimen al paisaje un marcado carácter de Tierra de Campos. Con el paisaje cerealista conviven pequeñas masas arbóreas (melojares y encinares) y matorrales, así como prados que ocupan los fondos de valle y que están íntimamente ligadas a un uso pecuario.

Este paisaje hace que exista un claro predominio de especies de aves menores como la perdiz roja, paloma, tórtola, codorniz, ánades…entre otras; y de mamíferos como la liebre, conejo, zorro, jabalí, ciervo, corzo… Este es un territorio con un fabuloso patrimonio religioso y civil, aunque cabe señalar también la importancia del patrimonio arqueológico, etnográfico y popular; su gastronomía y sus fiestas y tradiciones.

 
Buscar