BERCIANOS DEL REAL CAMINO

POBLACIÓN 
255 Habitantes.

SUPERFICIE 
34,2 Km2

CARACTERÍSTICAS
Bercianos del Real Camino se encuentra en el Camino Real que conduce desde la meseta castellana a Asturias, en la estrecha franja ribera del río Cea, encajada en terreno ondulado con laderas de robledales y suelos arcillosos, donde sobresalen la Cuesta del Olmo y el teso del Cornalto. Única población que integra el municipio, la villa de Bercianos del Real Camino debe su nombre a dos vertientes, como primera característica, destaca su condición de lugar repoblado tras la reconquista por gentes llegadas de El Bierzo, y en segundo lugar, su delimitación con el Camino de Santiago, denominado habitualmente Real Camino Francés. Destaca de esta villa la Laguna Grande, situada en las cercanías del pueblo y cubierta de juncos, donde se pueden encontrar patos salvajes y pollas de agua, protagonistas de una curiosa leyenda en la que el rey aragonés Alfonso el Batallador y su general atacaron y quemaron bercianos del Real Camino. Muchos de sus habitantes huyeron en la noche precipitándose en las aguas fanganosas de la laguna. Se dice así, que cuando un cazador mata una polla de agua suena un graznido especial, porque son las animas de los habitantes de Bercianos que andan vagando. Esta laguna, junto con otras de menor tamaño, forman un triangulo compuesto por los pueblos Calzada del Coto y Gordaliza del Pino. De estas lagunas se dice que son profundas, fanganosas e incluso con arenas movedizas. A las afueras de Bercianos se puede contemplar la Ermita de Nuestra Señora de Perales, cuya Virgen se la denomina popularmente La Peralona, asi como también se encuentra, en el centro de la población la Ermita de San Roque, que tras el derrumbamiento de la torre de la iglesia parroquial de El Salvador, acoge los servicios litúrgicos. De esta localidad destacan sus hectáreas de viñedo, siendo la variedad mas extendida la conocida como Prieto Picudo, así como sus palomares y bodegas, que componen la belleza de este pueblo de vocación jacobea que dispone en la antigua casa rectoral de un albergue municipal para acoger a los peregrinos que hacen el Camino. Sus fiestas se celebran el 15 de mayo, San Isidro, el 9 de noviembre, Ntra. Señora de Perales y la celebración de la romería de Ntra. Señora de Perales el 8 de septiembre.