CEA

LOCALIDADES
Bustillo De Cea, Saelices Del Rio y San Pedro De Valderaduey

POBLACIÓN
647 Habitantes.

SUPERFICIE
112 ,3 Km2

CARACTERÍSTICAS
Cuatro son las poblaciones que componen el municipio de Cea: Bustillo de Cea, Saelices del Rio, San Pedro de Valderaduey y Cea. En la arcillosa meseta que se abre al norte de Sahagún, se eleva a orillas del río Cea un promontorio, El Castro, que sostiene hoy la ruina de un castillo con foso, cuya torre es cuadrada y fue construida en la segunda mitad del s. XV, visible como baluarte de un intenso pasado, aunque su mejor panorámica se obtiene desde el puente sobre el río Cea, otro de los elementos dignos de reseñar del conjunto de esta villa. Se trata de un puente de sillería de ocho ojos, con antecedentes medievales, magnifica obra de cantería del s. XVI y restaurado en el s.XVIII. En la villa merecen también una reseña las iglesias de Santa Maria, compuesta por una torre del s. XVI y la de San Martín, en la que se guarda una curiosa talla de San Juan Bautista del s. XV. Junto a las iglesias, resta el monasterio dedicado a San Vicente, monasterio ya inexistente al igual que el monasterio de San Felix de Cea en Saelices del Rio, donde aun hoy en dia se puede observar el ábside de la iglesia que data del s. IX, considerado como la primera donación que otorgo Alfonso III a la abadía de Sahagún en el s.X. También otros lugares del municipio parecen haber existido en épocas anteriores, como es el caso de Bustillo de Cea, donde han aparecido abundantes restos de una villa romana que posiblemente date del s. IV. En San Pedro de Valderaduey, único pueblo del municipio que no atraviesa el río Cea, existe también una iglesia dedicada al santo que da nombre al pueblo y una ermita de moderna factura, la del Cristo, levantada para acoger al titular de la antigua iglesia. Repoblada por Alfonso III en el s. IX a pesar de los acosos sarracenos, la historia de Cea señala la fortificación como lugar de prisiones, siendo cárcel para García, rey de Navarra, por obra de su hermano Fernando I. En el s. XIV, Pedro I el Cruel la destruye, tomando varios lugares pertenecientes a Juan Alfonso de Alburquerque entre los que se encontraba la villa de Cea, pero el avatar bélico no disminuyo su importancia. En los anos iniciales del s. XV fue comprado este señorío por D. Diego Gómez de Sandoval, para luego ser convertido en marquesado por Felipe II en la persona de D. Francisco Sandoval y Rojas, señor de Denia, y mas tarde ducado al asociarse con la Casa del Infantado. En el s. XVIII, Cea pertenece al señorío del Conde de La Gomera, incluidos los pagos de La Cueza, Los Pozos y Río Camba, en los que se combina el monte y la labranza. En su extenso territorio destacan los cultivos de viñedo y labranza, asi como su dedicación al ganado, existiendo una feria celebrada el 18 de octubre, San Lucas, donde el ganado y los productos se intercambiaban tradicionalmente. A parte de la tradicional feria de octubre, cabe destacar la fiesta de San Isidro, el 15 de mayo, Las Candelas, conocida por las Brigidas, el 2 de febrero (incluyendo el canto del ramo y el canto de los mozos a las mozas) y la romería de Ntra. Sra. del Carmen, el 16 de julio