SAHAGUN

LOCALIDADES
Arenillas De Valderaduey, Celada De Cea, Galleguillos De Campos, Joara, Riosequillo, San Martin De La Cueza, San Pedro De Las Duenas, Sotillo De Cea, Villalebrin y Villalman.

POBLACION
2.982 Habitantes

SUPERFICIE
123,6 Km2

CARACTERISTICAS
El municipio de Sahagún se encuentra situado al sureste de la provincia leonesa, limitando con tierras palentinas de las que recibe el Camino de Santiago. Esta compuesto por once poblaciones. La villa de Sahagún forma parte de la comarca Tierra de Campos, característica por sus extensas llanuras dedicadas a la producción de cereales principalmente y por su entorno paisajístico compuesto de numerosos arroyos y arropada por las riberas de los ríos Cea y Valderaduey. Sahagún es sin duda uno de los lugares mas interesantes y de mayor valor patrimonial de la provincia, como por ejemplo su arquitectura tradicional donde se emplean elementos autóctonos como el barro y el tapial, dedicados en gran medida a la construcción de palomares. Cuenta la leyenda que el rey Alfonso II preciso del rey francés Carlomagno para las luchas contra los agarenos que habían ocupado las tierras llanas de Campos. Acudió el rey con sus tropas acompañado de Roldan con su espada Durandal y el joven Ansey. Ansey se enamoro de la hija del caudillo agareno, con la que acabo casándose en Rabanal del Camino. Pero esta boda no impidió el enfrentamiento entre cristianos y moros. Los cristianos hincaron sus lanzas en la tierra y pasaron la noche orando a San Facundo; a la mañana siguiente comprobaron que las lanzas habían echado raíces y hojas en el tallo. El combate fue reñido, pero los agarenos huyeron dejando libre el campo sahagunino. Fue entonces cuando Carlomagno corono por rey de Sahagún al joven Ansey, hecho por el que se dice que Sahagún tuvo rey antes que Leon. Este es el origen de la gran chopera que alberga las afueras de Sahagún. Documentalmente debe su nombre a San Facundo y según narran los relatos hagiográficos, fue martirizado junto con San Primitivo en el s.III y sus restos fueron arrojados al río Cea. Los cristianos, tras recuperarlos, levantaron una pequeña iglesia que posteriormente seria monasterio, el cual, sufriría varios avatares por los musulmanes a lo largo de su existencia. El monasterio alcanzo su máximo esplendor en tiempos de Alfonso VI, un monarca especialmente interesado en el Camino de Santiago. Durante su reinado, llegaron al monasterio los monjes culuniacenses y se fundo la villa de Sahagún, que obtuvo sus primeros fueron en el s.XI. Otros puntos destacables del patrimonio cultural y artístico de la villa son sin duda, en su mayor parte, las construcciones dedicadas al culto, como son su iglesia de San Tirso, iglesia de San Lorenzo, iglesia de la Peregrina, Convento de Santa Cruz, el Monasterio de San Benito y la Ermita de la Virgen del Puente, así como el Puente Canto y la vía romana. La característica común que encierran los edificios religiosos es la de estar construidos en ladrillo. Son edificios que aunaron las corrientes estéticas cristianas marcadas por el románico con las mudéjares influenciadas por el islamismo. La iglesia de San Tirso, de la que ya existe constancia documental en el s.XII, carece en la actualidad de culto. Fue declarada Monumento Histórico. Es representativa de la arquitectura mudéjar. A lo largo de los siglos ha sido reformada y en algún caso mutilada. Conserva, no obstante, la cabecera y parte de su estructura primitiva. Su construcción fue iniciada en sillería y finalizada en ladrillo. Es la mas antigua de Castilla y León dentro de su genero. Tiene planta basilical, con tres amplias naves cubiertas con armaduras de madera renovadas, una torre de tres cuerpos en la que sobresalen las ventanas geminadas con columnas y capiteles de piedra. La iglesia de San Lorenzo alberga aun la parroquia y fue construido en la primera mitad del s.XIII. Este Monumento Histórico comparte su tipología constructiva de estilo romanico de ladrillo con la de San Tirso y las características arquitectónicas de planta, naves y ábsides, además de estar también dotada de una torre cuadrada de cuatro cuerpos, rematada por un alero de modillones escalonados y decorada con arcos ciegos, de medio punto y apuntados. Fundado en el s.XIII, del convento de San Francisco solo se conserva hoy en día la iglesia de Nuestra Señora la Peregrina, nombre por el que se la conoce en alusión a la venerada imagen de la virgen vestida de peregrina, talla de Luisa Roldan del s.XVII llamada popularmente La Roldada, albergada en la actualidad por el museo de las Madres Benedictinas de la localidad. El conjunto sufrió multitud de reformas y ampliaciones. Es una iglesia con planta de cruz latina y una sola nave de cinco tramos, crucero prominente y presbiterio absidial en la cabecera. Los arcos de medio punto peraltados del muro y las combinaciones de arco y friso de esquinillas del ábside, son elementos propios de las obras mudéjares leonesas del s.XIII. La capilla funeraria de don Diego Gómez de Sandoval, esta decorada con yeserias moriscas, las cuales permanecieron ocultas hasta el s.XX, de aquí su buen estado de conservación. Fue declarado Monumento Histórico. Hay que destacar también el Convento de Santa Cruz, donde habita una comunidad de Madres Benedictinas y en el que se ha acondicionado un museo que guarda objetos litúrgicos, orfebrería, pinturas y esculturas de los s.XVI al XVIII. De entre ellos destacan una custodia de Enrique de Arfe, s.XVI, que perteneció al Monasterio de San Benito o la propia Virgen Peregrina, patrona de Sahagún, a la que se profesa una especial devoción. La iglesia del convento, además de guardar interesantes retablos, es el lugar donde reposan los restos del rey Alfonso VI y alguna de sus esposas. El monasterio de San Benito, como elemento básico del patrimonio arquitectónico de la villa, conserva en la actualidad una soberbia portada del s.XVII, conocida como Arco de San Benito, la capilla de San Mancio, ss. XII y XIII y la torre del reloj. Estos elementos son apenas un reflejo del esplendor de un monasterio que llego a ser fecundo en hombres de valia como San Juan de Sahagún, Fray Bernardino de Sahagún o Pedro Ponce de León. A las afueras de Sahagún, a la vera del Camino Francés, se encuentra la ermita de la Virgen del Puente, obra del s.XIII. Este templo, embellecido por el paso del río Valderaduey, es un ejemplo mas de la arquitectura mudéjar, compuesta de planta con una unica nave que remata en la cabecera con una capilla pentagonal. Construida en ladrillo, se utilizan los arcos ciegos apuntados, los frisos de esquinilla y un alero escalonado. Este santuario es conocido popularmente por sus numerosas leyendas, una de ellas cuenta que la ermita era el lugar elegido por la madre de San Juan de Sahagún, para suplicar a la Virgen la concepción de un hijo, la Virgen no solo le concedió el nacimiento del patrón de la villa, sino seis hijos mas. También cuenta otra que este lugar era el preferido por una de las esposas de Alfonso VI, la reina mora Zaida, para tomar su baño en una alberca que allí existía. Actualmente la ermita congrega a multitud de facundinos el 25 de abril, día en que se celebra la romería de San Marcos y se procesión la imagen de la Virgen del Puente. Destacable también es el Puente Canto, el cual vadea las aguas del río Cea. Compuesto por cinco bóvedas de canon, se hizo en epoca medieval aunque fue reconstruido en el s.XVI por Francisco Aguilar. No obstante, Sahagún no solo destaca por su arquitectura religiosa, sino que además por sus calles se pueden apreciar ejemplos interesantes de arquitectura popular o casas blasonadas. Hay que reseñar la localidad de San Pedro de las Dueñas, una de las poblaciones que compone el municipio de Sahagún. En su monasterio benedictino donde habita una comunidad de monjas benedictinas que mantiene abierta una hospedería en la que reinan el silencio, el sosiego y una sabrosa cocina, siendo destacables sus canutillos. El monasterio data del s.X, ejemplo magistral de la arquitectura en ladrillo. Se compone de una iglesia del s.XI, con su torre, cuyos orígenes se sitúan entre los ss.XI y XII. Actualmente no existen restos del monasterio primitivo, sino que nos encontramos con la restauración que en el se llevo a cabo en el s.XVIII. Se conserva el trazado mudéjar de su iglesia, con planta basilical de tres naves separadas por arcos de medio punto y cubiertas con bóveda de canon y crucería de ladrillo. Cabe citar el rico patrimonio que encierran el resto de localidades que componen este municipio, desde la simplicidad de formas de palomares hasta yacimientos arqueológicos pasando por iglesias y ermitas, como es de citar la iglesia parroquial de Arenillas de Valderaduey de cabecera mudéjar o el retablo mayor renacentista del s.XVI de la iglesia de San Andres de Joara con obras de Cristóbal de Colmenares. Respecto a su gastronomía, se caracterizan de entre sus múltiples especialidades, el puerro de Sahagún, donde se pueden realizar varias degustaciones en su feria de San Simón, celebrada desde el s.XVIII cada 28 de Octubre, aunque esta era conocida como la feria del pavo, actualmente se denomine feria del puerro. Caben destacar también sus fiestas patronales, celebradas en honor a San Juan de Sahagún a mediados de Junio.